top of page
  • Foto del escritorFher Vela

Busca CONADIC combatir adicciones en festivales

Es frecuente que al término de las pláticas para la prevención del consumo de drogas, los estudiantes se acerquen y soliciten ayuda para algún familiar




Ciudad de México.- Con la finalidad de crear conciencia en los jóvenes sobre los riesgos que enfrentan, la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) puso en marcha una estrategia que en otros países se realiza desde hace varias décadas: realizar pruebas de sustancias en conciertos y festivales.


En un módulo se ofrece el servicio a los asistentes para descartar la presencia de fentanilo en las pastillas que llevan consigo.

Es muy frecuente que al término de las pláticas para la prevención del consumo de drogas, los estudiantes se acerquen y soliciten ayuda para algún familiar. Hay una necesidad por atender y en el gobierno “tenemos que ser creativos” y responder, afirmó Gady Zabicky, titular de la (Conadic).

El opioide, cuyo uso es ilegal, es altamente adictivo y con una cantidad pequeña representa un alto riesgo de mortalidad.

El funcionario resaltó que con el afán de vender, el crimen organizado utiliza a la población como conejillo de indias con las drogas sintéticas que diseñan en laboratorios clandestinos; “a ver qué pasa”, si tienen un efecto mayor y, por lo tanto, pueden vender más. No les interesa si provocan la muerte de muchos consumidores.


Para Zabicky, siquiatra y experto en adicciones, los más importante es que las personas quieren ayuda. “Una evidencia es la Línea de la Vida, el número telefónico que al año recibe unas 80 mil llamadas y atiende a adictos y a sus familiares”.




El personal de atención tiene una experiencia de 20 años y también responde solicitudes de emergencia de personas con ideas suicidas. Por teléfono se les brinda el apoyo y la orientación de dónde acudir para una atención personalizada.

La comisión identifica que los usuarios de la Línea de la Vida tienen más de 25 años de edad, mientras los más jóvenes se comunican mejor en redes sociales. Los chavos prefieren escribir, “por ahí nos comunicamos y también les damos seguimiento”, explicó.

Otra estrategia se inició en la Ciudad de México, con el Instituto de Atención y Prevención de Adicciones (IAPA): “Inventamos el Iapabús: un camión de reducción de riesgo y daño que llega a sitios donde hay personas vulnerables de caer en alguna adicción, contraer infecciones de transmisión sexual, VIH, tuberculosis y hepatitis C”.


Zabicky resaltó que también en esos lugares “hemos visto el interés y la necesidad de la gente. Las señoras salen, preguntan y piden ayuda”. Indicó que se buscará llevar vehículos de este tipo a los estados de la República con el apoyo de los 339 Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) que hay en el país.


fhv

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page