top of page
  • Foto del escritorFher Vela

¿Cómo proteger a su empresa de las adicciones?

El consumo de sustancias ilegales en el lugar de trabajo y el rendimiento laboral son comunes en todos los niveles organizacionales




Ciudad de México.- Desde hace más de tres décadas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha reconocido la gravedad del consumo de sustancias adictivas en el entorno laboral, ya que ha identificado que es un problema que afecta a un número significativo de trabajadores.


Las sustancias que caben dentro de este grupo incluyen al alcohol, nicotina (incluyendo su presentación de liberación electrónica), cannabis o productos que contengan THC, estimulantes de tipo anfetamínico y metanfetaminas, cocaína y sus derivados, opioides, sedantes o hipnóticos que se usan sin prescripción médica (clonazepam, alprazolam, etc.), alucinógenos (LSD, psilocibina) e inhalables.


Se ha evidenciado que los efectos perjudiciales del consumo de estas sustancias en el lugar de trabajo y el rendimiento laboral son comunes en todos los niveles organizacionales.

Los hombres jóvenes tienen las tasas más altas consumo de todas las drogas, incluyendo alcohol, en todos los tipos de trabajos. Algunas ocupaciones específicas como los trabajadores de servicio de alimentos y bebidas, de la industria del entretenimiento y construcción, abogados, médicos, directores de empresas, personal militar, ejecutivos de negocios, conductores de camiones, pilotos y trabajadores en líneas de producción en masa tienen mayor riesgo para el desarrollo de problemas de alcohol y drogas.


La OIT describe que el consumo de sustancias se asocia a un incremento de casi el triple de ausentismo laboral y del costo por incapacidades; aumenta el riesgo de accidentes y de rotación de personal, reduce el desempeño lo que ocasiona una mala calidad del trabajo.

Además, el impacto del consumo de sustancias se extiende más allá de la persona que padece esto: la familia, los compañeros de trabajo, los ingresos y la motivación pueden verse afectados. En consecuencia, el consumo de alcohol y otras drogas es un problema que no solo perjudica al consumidor, sino también al ambiente laboral y la eficacia de una empresa.

l primer paso para que un espacio laboral esté libre de drogas lo tiene que tomar la dirección. Los empleadores deben capacitarse y desarrollar programas para prevenir y atender tempranamente a los trabajadores con adicciones.


De acuerdo con el tipo de empresa y funciones que tengan los trabajadores se pueden considerar los siguientes elementos dentro de un programa efectivo

Pruebas de antidopping y educación.


Cada empresa deberá evaluar la pertinencia de aplicar este tipo de pruebas durante el proceso de contratación o de forma periódica. Es importante comprender cómo se llevan a cabo e interpretan los resultados, ya que algunas drogas pueden dar negativo días después y algunas sustancias pueden no ser halladas por los kits comerciales de detección. Cuando se aplican correctamente, estas pueden disminuir los accidentes y robos y aumentar la productividad laboral.


fhv


2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page