top of page
  • Foto del escritorFher Vela

Prohibe Amsterdam fumar marihuana en la vía pública

Esta nueva ley la aplauden los vecinos pero son repudiadas por dueños de cafés de marihuana




Ciudad de México.- Ahora, turistas como residentes se enfrentan por igual a una multa de 100 euros (unos mil 900 pesos) por fumar cannabis en público en el distrito del barrio rojo y sus alrededores, con el objetivo de “reducir la aglomeración y las molestias en la zona”.

Para los lugareños, hartos de las despedidas de soltero escandalosas, los montones de basura y el uso de las puertas de sus casas como baños, la prohibición en el distrito de De Wallen –”las antiguas murallas de la ciudad”– es una señal de que se están tomando en serio sus preocupaciones.


La alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, y todos los partidos políticos coinciden en que las multitudes de turistas después de la pandemia han puesto en peligro la habitabilidad del lugar, mientras que en las horas pico los vehículos de emergencia no pueden acceder a las estrechas calles medievales.


“Por fin, se prohíbe fumar cannabis en espacios públicos”, comentó Diederik Boomsma, consejero del partido Llamada Demócrata Cristiana que lleva mucho tiempo haciendo campaña para que se prohíba a los turistas comprar cannabis.

Sin embargo, la tarde anterior al inicio de la prohibición, los propietarios de los negocios se reunieron preocupados en las calles, maldiciendo a los activistas locales y temiendo que los turistas dejaran de ir al lugar.


Jim Zielinski, uno de los voceros del coffee shop Bulldog y miembro de la junta directiva del grupo empresarial Biz Burgwallen, comentó que algunos de ellos estaban enojados.


“El alma del barrio, lo que lo hace tan extraordinario, la están sacando poco a poco”.

Algunos turistas que se encontraban en la zona en la mañana del jueves consideraron que era razonable prohibir el consumo público de cannabis mientras se sigue permitiendo comprar y fumar en los coffee shops.


A Ethan Nordberg, estadounidense de 19 años que estudia en Alemania, le sorprendieron las nuevas multas. “Vimos carteles, pero pensábamos que solo estaban ahí”, comentó. Su amigo Jason Diehl, de 18 años, añadió que los Países Bajos seguían siendo relativamente permisivos.

“Hay una multa de 140 euros (unos 2 mil pesos) por orinar en público, ¡pero en Estados Unidos entrarías en la lista de delincuentes sexuales por exhibicionismo!”,

Señaló. Un inglés de mediana edad sentado en la terraza de un café fumando furtivamente un porro no estaba al tanto de la campaña “stay away”. Decidió que no quería hablar con la prensa.


fhv

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page