top of page
  • Foto del escritorFher Vela

Crece adicción a redes sociales en Veracruz

Especialista llama a comprender que la actual es una generación digital y mucho de lo que los infantes hacen en línea es apropiado



Ciudad de México.- El investigador de la Universidad Veracruzana Enrique Romero Pedraza puntualiza que técnicamente la adicción a Internet no existe pero sí es importante observar que el tiempo excesivo en línea no esté relacionado con problemas de salud mental.


En “streaming” de especialistas coordinado por la Comisión Nacional contra las Adicciones, explicó que la ansiedad, la depresión, el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad y los trastornos del aprendizaje pueden provocar que las niñas y niños se refugien en actividades en línea.


El integrante del Observatorio de Calidad de Vida y Salud Social-UV exhortó a familiares y tutores a estar pendientes de los rasgos asociados a los problemas de salud mental. También, a vigilar que el uso no sea problemático.


El doctor en educación llama a comprender que la actual es una generación digital y mucho de lo que los infantes hacen en línea es apropiado y saludable para su edad.


Utilizar la tecnología para hablar con los amigos, escuchar música, explorar intereses y jugar no constituye un problema si se hace con moderación. Si su hijo sigue teniendo suficiente tiempo para todas las demás actividades importantes de su vida, seguramente no hay de qué preocuparse por el uso de las pantallas”, indicó.


Añadió que hay problema cuando el tiempo en línea interfiere en la capacidad de tener una vida normal.


Las redes sociales y los videojuegos, detalla, son muy estimulantes para el cerebro de los niños, lo cual puede dificultar que descansen y se concentren en otras cosas.


“La tecnología puede tener un impacto negativo en los niños si pasan tanto tiempo en las pantallas que limita el tiempo para comer, dormir, hacer sus tareas o pasar el rato con sus amigos y familiares”.

Expone que muchos familiares manifiestan preocupación de que sus hijos sean adictos a los dispositivos, pero lo que les preocupa es la gran cantidad de tiempo que pasan sus hijos frente a las pantallas y la resistencia a reducir ese tiempo de pantalla.


“Hacer que guarden sus dispositivos y vengan a cenar, participen en otras actividades, salgan o hagan sus tareas sin revisar las redes sociales y los programas de televisión en línea parece ser una batalla cada vez más difícil”, acepta.

¿Cuáles son los síntomas que se presentan?


Enrique Romero dice que estudio realizado recientemente reveló que los niños sí sienten que son adictos y reportan tres cuartas partes que se sienten obligados a responder inmediatamente los mensajes de textos, publicaciones en redes sociales y otras notificaciones.


A pesar de ello, cita al psicólogo clínico David Anderson para explicar que el comportamiento debería ser muy extremo y perjudicar seriamente la vida de un niño para ser considerado no una adicción sino patrones poco saludables.


Considera que hoy se necesita promover el uso adecuado de la tecnología para cuidar la salud mental. La comunicación, la comprensión y la atención con especialista en caso de ser necesario son las recomendaciones que da.


fhv

10 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page